¿Qué poner en experiencia laboral Ejemplos y guía

¿Qué poner en experiencia laboral? Ejemplos y guía

Si nos has acompañado en cada post, ya habrás descubriendo los distintos tips para hacer un currículum exitoso, así como la estructura y qué poner en un currículum vitae. El documento, en sí mismo, está compuesto por distintos apartados como la información personal, el perfil profesional en el currículum, los aspectos académicos y la experiencia laboral.

Es importante aclarar que este es uno de los primeros apartados que miran los reclutadores de personal. Es por ello que, los aspirantes buscan ejemplos de experiencia laboral. Al ser uno de los más resaltantes es imprescindible redactarlo de forma correcta. Aquí vamos a darte una serie de tips útiles para debes poner en práctica. ¿Quieres saber más? ¡Empezamos!

Diseña un currículum vitae sin competencia

¿Qué es la experiencia laboral?

Antes que nada, debes ser consciente que la experiencia profesional currículum será la encargada de calificarte o descalificarte para el siguiente paso en el proceso de contratación. Sin embargo, hay quienes aún se siguen preguntando qué es la experiencia laboral.

De acuerdo a las definiciones teóricas, consiste en el “conjunto de aptitudes y conocimientos adquiridos por una persona o grupo en un determinado puesto laboral, o durante un periodo de tiempo específico”.

No obstante, allí la mayoría de personas incluyen los puestos y cargos que han ocupado de manera profesional en determinadas empresas. Los expertos en la materia recomiendan utilizar los últimos diez y quince años de trayectoria relevante al cargo al que te estás postulando.

Asimismo, es importante que agregues las fechas en las que trabajaste en cada puesto. Esto puede ir acompañado y sumado con ejemplos de responsabilidades y logros relevantes llevados a cabo durante tu estancia en cada empresa.

Si no tienes mucha experiencia y cuentas con poca experiencia laboral, aquí te enseñamos cómo poner en el currículum trabajos esporádicos.

Ejemplos de experiencia laboral que puedes utilizar

Una buena técnica que puedes utilizar es echar un vistazo atrás de manera cronológica e ir haciendo las anotaciones. El primer empleo que vas a agregar debe ser el más reciente y así sucesivamente. No obstante, si tu experiencia es dispersa no pasa nada porque en la actualidad es común cambiar de trabajo constantemente.

De igual manera, es fundamental incluir periodos cortos y proyectos paralelos, sobre todo, cuando están relacionadas con el empleo a solicitar y tienen competencias relacionadas. Luego de añadir los puestos de trabajo previos, tienes que centrarte en los puntos específicos, los cuales pueden ser:

  • Hechos que se centren en resultados: el reclutador de la empresa ya sabe tu información básica. Así que tienes que enfocarte en cómo te manejaste específicamente en ese empleo de forma innovadora.
  • Implementa verbos de acción: existen algunos verbos que tienen muchísima fuerza y poder para enganchar al lector, tales como: “negocié”, “instauré” y “transformé”. De igual manera, podrás evitar un enredijo de adjetivos.
  • Agrega datos cuantitativos: los reclutadores y encargados de contratación tienen un fuerte interés por las cifras, por ello, es muy favorecedor que agregues información cuantitativa específica y tangible.
  • Entrelaza competencias y certificados obtenidos en antiguos puestos de trabajo. Sin lugar a dudas, esto demostrará tu iniciativa y habilidades que pudiesen pasar por alto.
  • Incluye tus premios y honores, los cuales pueden ser una mención por tu excelente desempeño. Es tiempo y el momento perfecto para presumir tus logros.

A continuación te explicamos un ejemplo específico:

Puesto de trabajo: redactor de contenido

Madrid – España.

Fecha: desde enero del 2016 hasta agosto del 2018.

  • Redacción de contenido para blogs.
  • Manejo de temáticas diversas.
  • Elaboración de guías de viajes.
  • Especialistas en artículos de tutoriales.
  • Creación de contenido enfocado en marketing.
  • Aumento de visibilidad en el blog.

¿En qué parte del currículum va la experiencia laboral?

En cualquier parte del mundo, la experiencia laboral es la sección más importante de todo currículum vitae. Justo allí es donde ponen las miradas los reclutadores incluso antes de ver tus datos personales, en algunas ocasiones.

Los datos más valorados de los candidatos son los nombres de las posiciones en las que estuviste dentro de dicha empresa, tus logros laborales y las responsabilidades que hayas ejercido. En definitiva, la experiencia profesional o laboral es imprescindible.

Este apartado del currículum vitae tiene que ocupar una posición privilegiada dentro del documento para que puedas captar al 100 % la atención del reclutador. Por lo tanto, lo ideal es que ubiques esta sección justo después de tus datos personales y la breve introducción de tu perfil profesional en el currículum.

Si cuentas con escasa experiencia laboral o quieres hacer un currículum de estudiante, tienes la opción de colocarla debajo de tu formación académica. De esta manera, tus estudios representarían el foco de tu currículum vitae.

En el supuesto que hayas atravesado por periodos de inactividad profesional, cuentes con trayectoria laboral complicada o quieras cambiar de profesión, puedes agregar esta sección a la mitad o al final del currículum.

Guía corta y resumida de ejemplo de experiencia laboral

En primer lugar, procura comenzar con tu puesto de trabajo actual o con el empleo más reciente que hayas tenido. Seguido a este, continúa con los anteriores a este de forma cronológica inversa.

Cabe destacar que es indispensable que incluyas el nombre de cada puesto de trabajo, la empresa en la que trabajaste y las fechas de inicio y fechas de fin de cada trabajo.

Por otro lado, también es importante que agregues de tres a seis puntos destacados en cada experiencia con tus responsabilidades y logros más relevantes. Finalmente debes adaptar tu experiencia laboral a los requisitos de la empresa a la que te vas a postular.

De manera tradicional, los datos que deben utilizarse son:

  • Nombre del puesto de trabajo.
  • Nombre de la empresa.
  • Ciudad y país donde está ubicada la empresa.
  • Fechas de inicio y fin.

Es importante resaltar que esto sigue siendo así y en ese orden específico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *