Partes de un Currículum Ejemplos y Guía para estructurarlo

Partes de un curriculum: Ejemplos y guías para estructurarlo

Diseñar un currículum vitae creativo es todo un reto, pero es necesario para captar la atención de los agentes de Recursos Humanos. Tan solo piensa en cuántas hojas de vida recibe un reclutador de personal durante un mes, ¿lo hiciste? ¡Sí, suelen ser muchísimos!

El currículum es nuestra primera carta de presentación antes de la entrevista de trabajo telefónica. Es la forma más inmediata de decirle al reclutador que eres o no el candidato ideal para el puesto de trabajo. Dependiendo de lo que él vea en el documento, le ayudará a crearse un perfil sobre quiénes somos como empleados.

Según estadísticas, el personal de Recursos Humanos solo toma 10 segundos en mirar un currículum; si lo que observa durante ese plazo de tiempo no le parece interesante; prescindirá del documento y verá otro. De allí, nace la importancia de incluir colores llamativos, un perfil profesional atractivo y diseñar una distribución correcta de la información.

¿Aún no tienes un currículum profesional?

¿Qué es un currículum vitae y cuáles son sus elementos?

Un currículo es un documento que  resume nuestra trayectoria educativa y laboral con aras de apuntar a un puesto de trabajo. Esta podría ser una definición técnica de lo que es un currículum, pero para comprenderlo por completo, es indispensable mirarlo desde otra óptica: es nuestra carta de presentación.

Como explicamos previamente, es la forma de generar nuestra primera impresión. A través de un currículo bien estructurado podemos decirle al reclutador quiénes somos cómo empleados, pero también como personas.

Sí, aunque no lo creas: el diseño, la estructura, los colores y las formas. Todas estas elecciones las tomas tú, según tus gustos y perspectivas, este tipo de elecciones también hablan de ti como persona.

La estructura de un currículum pude decir si es una persona organizada o responsable. Gracias a todas estas pequeñas decisiones un verdadero profesional de Recursos Humanos tiene las herramientas para hacerse una idea de quién está detrás del papel.

¿Cuáles son las partes de un currículum vitae?

Las partes de un currículum suelen ser las mismas en casi todos los casos. Para generar una buena impresión es necesario mantenerse dentro de los lineamientos recomendados: no te extiendas demasiado, sé conciso y resume tu trayectoria, nadie quiere ver una hoja de vida de cinco páginas.

En todo caso, las partes del currículum son:

  • Encabezado o título.
  • Datos personales.
  • Perfil profesional.
  • Experiencia laboral.
  • Experiencia académica.
  • Habilidades.
  • Información adicional.

¿Cómo estructurar un CV?

Para evitar errores en la redacción de tu currículum, aquí dejaremos un breve guía de cómo estructurar el documento. Sigue estos pasos y consigue un esquema de un currículum que se adapte a los estándares actuales.

Título

El encabezado se ubica en la parte superior central del documento. Allí debe estar el nombre del interesado y un título de su carrera profesional.

José Martínez González

Chef especialista en gastronomía italiana

Datos personales

Resume los necesarios para saber la identidad de quién está detrás del currículo. Generalmente se describe:

  • Número de móvil.
  • Dirección.

Perfil profesional

El perfil profesional es un requisito fundamental en el currículo. Es un párrafo no superior a cinco líneas donde cada personal describe, de formar creativa, quién es como profesional.

Este párrafo regala al reclutador una forma más amplia y amable de quién eres. Si está bien escrito se convierte en un atractivo principal para considerarte como un candidato calificado.

Si quieres saber más sobre la importancia de este concepto y cómo redactar un párrafo llamativo, puedes leer nuestro artículo sobre el perfil profesional.

Experiencia laboral

Este suele ser el apartado más importante del documento. Aquí es donde los reclutadores concentran su atención; dependiendo de lo descrito en este segmento se puede o no generar una buena impresión.

Estructura cada experiencia laboral de la siguiente forma:

  • Nombre del cargo ocupado.
  • Nombre de la empresa.
  • Cantidad de años desempeñando tus servicios profesionales.
  • Ciudad.

Evita incluir experiencias que no estén relacionadas con el trabajo que buscas actualmente. Este suele ser un error que comenten muchas personas, sobre todo quienes no tienen mucha experiencia.

Si hace muchos años trabajaste como encargado de una tienda de ropa, pero hoy eres contador, por ningún motivo incluyas aquella experiencia laboral, no importa si no tienes una amplia trayectoria como profesional.

Experiencia académica

El primer consejo, en este contexto, es incluir únicamente tu recorrido académico universitario. Evita detallar tus estudios básicos; enfócate en carrera profesional, diplomados, cursos, especialidades o cualquier titulación que sea afín al puesto que deseas obtener.

Habilidades

Procura hacer una lista que no supere ocho habilidades a destacar. Puedes incluir cuatro genéricas y cuatro relacionadas a la profesión. Algunos ejemplos puede ser:

  • Habilidades comunicativas.
  • Responsabilidad.
  • Liderazgo.

Información adicional

Si todavía tienes espacio para completar el currículo, puedes agregar información adicional. Este es un segmento que aporta más información personal y profesional. Por ejemplo, incluir que sabes algún idioma, dominas algunos programas o herramientas informáticas.

Toda esta información sirve para demostrar que eres el candidato ideal para cubrir la vacante laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *