ejemplos de logros en un curriculum

Ejemplos de logros en un currículum – Consejos para incluirlos

En estos momentos, los currículums ya no son tan serios y formales como hace algunos años. Así que no solo se trata de incluir la información de dónde estudiaste, los lugares donde has trabajo o cuáles son tus actitudes. Hoy por hoy son muy bien vistos los logros, tanto profesionales como académicos. De hecho, se han subclasificado en distintos tipos de CV y el currículum vitae funcional es ideal para estos casos.

Los elementos que anteriormente se consideraban relevantes ahora no son los únicos importantes. En este sentido, los reclutadores han puesto su atención en ejemplos de logros en un currículum porque comprobaron que necesitan más allá de una persona con muchos títulos.

De este modo, la intención es que los nuevos trabajadores sean capaces de asumir las responsabilidades del puesto, por supuesto, teniendo conocimientos. Por lo tanto, el medio indicado para mostrarlo es a través de los logros en un currículum.

Crea un currículum sin competencia alguna

Cuatro ejemplos de logros académicos para CV

Cuando se trata de un currículum de estudiante sin experiencia, incluir logros académicos resultará en un documento más completo para aprender a cómo prepararte para una entrevista de trabajo y finalmente, tener más posibilidades de obtener un nuevo empleo.

Sin lugar a dudas, si agregas algunos logros durante tu formación académica podrás demostrar tu constancia y esfuerzo; ya que estarán los comprobantes de que no eras un estudiante que aprobaba en el límite. Por ello, estos son algunos ejemplos que puedes incluir:

  • Calificaciones altas en las materias.
  • Matrículas y reconocimientos de honor.
  • Becas otorgadas.
  • Proyectos realizados.

¿Qué logros poner en el CV?

Seguramente te seguirás preguntando qué logros poner en el CV porque no solo se trata de los académicos. Por esta razón, te recomendamos que agregues los logros profesionales más importantes de tus experiencias laborales.

No te limites solamente a escribir los datos básicos del trabajo, tales como: nombre del puesto, nombre de la empresa y fechas de inicio y fin.  Los reclutadores y las empresas buscan mucho más que una máquina para trabajar, además están interesados en nuevas habilidades que puedas brindarles. A continuación hemos preparado una lista de algunos ejemplos de logros académicos:

  • Aumentos en el número de clientes.
  • Incrementos en los ingresos anuales y mensuales de la empresa o el negocio.
  • Ascensos importantes dentro de la empresa.
  • Lanzamientos de sitios de Internet en determinados períodos.
  • Publicaciones hechas por el aspirante.
  • Reducciones de costes.
  • Adiestramiento de nuevos compañeros de trabajo.
  • Reclutamientos exitosos.
  • Disminución de la rotación de empleados en un 30%.

Consejos para agregar tus logros en el currículum vitae

La gran duda de las personas es qué poner en logros en el currículum, sin embargo, en los párrafos anteriores te hemos dados trece ejemplos en total. Las opciones que te ofrecemos están entre logros académicos y profesionales.

En primer lugar, debes tener en cuenta que de acuerdo a la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, el 35 % de los ciudadanos de entre 24 y 64 años, cuenta con estudios superiores.

Por ello, te enfrentarás a una ardua competencia de la cual pretendemos que salgas victorioso. Así que si quieres marcar la diferencia y destacarte tienes que incluir tus logros. No obstante, no te vayas a las primeras y ten cuidado a la hora de agregarlos. A continuación algunos consejos:

  • Escríbelos de manera clara, coherente y ordenada.
  • Usa datos específicos o cuantitativos para que des información exacta.
  • Por cada puesto, añade un número de logros inferior a cinco.
  • Agrega logros que puedan resultar útiles para el puesto de trabajo al que te vas a postular.
  • Crea una sección exclusiva para tus logros, bien sean profesionales o académicos.
  • No te extiendas tanto, sé breve y conciso; ya que en la entrevista de trabajo tendrás tiempo de sobra para dedicarte a los detalles.
  • Por último, pero no menos importante, ni se te ocurra inventarte logros que después no puedas comprobar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *