¿Cómo decirle a tu jefe que no te sientes valorado

¿Cómo decirle a tu jefe que no te sientes valorado?

¿Tu trabajo se volvió pesado y estás pensando en escribir una carta de renuncia voluntaria? Antes de llegar allí, es necesario que consideres ciertos aspectos. Primero, todas las relaciones tienen altos y bajos, y la laboral no escapa de ello. Es probable que estés haciendo tu mejor esfuerzo, pero nadie reconoce tus logros. En ese caso, es necesario conversar con tu superior, pero ¿Cómo decirle a tu jefe que no te sientes valorado sin morir en el intento?

En el mundo laboral hay diversos tipos de jefes. Desde aquellos que se convierten en inspiración hasta los que debes repensar la idea sobre cómo acercarte. Sin embargo, parte de la estabilidad mental de un ser humano radica en los ambientes donde se mueva, si no estás cómodo en tu trabajo, debes encontrar soluciones antes de cortar la relación.

Si quieres aprender algunos trucos sobre cómo decirle a tu jefe que no estás satisfecho en el trabajo y que no lo tome en un mal contexto, lee más abajo.

¿Cómo decirle a tu jefe que ya no te sientes valorado?

Estar en un ambiente que resulta tóxico para ti, no solo te hará vivir malos momentos, sino que con el paso del tiempo, podría afectarte psicológicamente. Al escalar a este nivel, el ritmo laboral baja, la proactividad se escapa y la productividad es casi nula.

En cualquier caso, es importante no esperar tanto tiempo. Explícale a tu jefe la situación, pero si no sabes cómo decirle a tu jefe que no estás contento, no te preocupes. Aquí vamos a darte una serie de consejos que pueden ayudarte si los pones en práctica.

Introspección

Antes de abordar a tus superiores, primero revisa qué pasa contigo. En algunos casos, hay factores externos que afectan en tu rendimiento laboral, problemas personales que inevitablemente hacen que los empleados más productivos decaigan, ¿estás en este proceso? De ser así, no significaría que no te valoran, sino que estás pasando por un mal momento que se ve reflejado en tu trabajo.

Si no hay factores externos afectando tu estado emocional, físico o mental, entonces considera cuestionar la situación, ¿Qué me hace falta? En algunos casos, el factor económico es uno de los pilares fundamentales para no sentirse valorado: trabajar mucho a cambio de poco desmotiva al empleado más apasionado. En ese contexto, te invitamos a seguir nuestros consejos sobre cómo pedir un aumento de sueldo a tu jefe.

Encuentra el momento indicado

Hablar con él es una de las formas más fáciles de responder a qué hacer si tu jefe no te valora. Pero, antes de hacerlo, te invitamos a meditar sobre el momento y las formas de proceder. Al tomar esta decisión debes estar consciente que debes prepararte para todo: desde un cambio favorable de actitud hacia ti o hasta recibir una carta de despido.

En este juego, las consecuencias son amplias y dependerán netamente de cómo y cuándo hagas las cosas. Te recomendamos no apresurarte. Mide muy bien el día y el momento para acercarte. Procura que no sea un día ocupado o uno donde pueda estar de mal humor.

Exprésate correctamente

Aunque estés agotado, recuerda que no debes ir en forma de queja, sino de expresar incomodidades en busca de soluciones. Procura ser sincero, pero empático al momento de comunicarte. Una estrategia para lograrlo y evitar improvisar es escribir en una hoja todo lo que deseas decir. De esta manera, puedes tener un orden de ideas para desarrollar tu argumento.

Durante tu discurso recuerda resaltar tus logros o aquellos resultados positivos que hayas dejado en la empresa en comparación a cómo te sientes.

Escucha a tu jefe

Es importantísimo escuchar lo que tiene para decir tras tu discurso. Esta retroalimentación te servirá para saber si realmente están valorando tu trabajo o, por el contrario, conocer los errores que estás cometiendo y que, probablemente no hayas notado.

No te enfades ante su respuesta, ni la tomes personal. Utilízala en tu favor para ser un mejor empleado y para crecer dentro de la empresa. Lo más importante en cualquier relación es aprender a comunicarse asertivamente para evitar problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *